domingo, marzo 20, 2011

Pequeñas aventuras


- Chloé amor, regresa a tu asiento. – Charlie estaba conduciendo más despacio, no quería tener un accidente y mucho menos llevando a Chloé en su coche.
- Dijiste que podía hacer lo que quisiera, estamos en ¡Vacaciones!- Chloé seguía parada recibiendo todo el viento en su cara, disfrutando como sus cabellos se movían al compás del viento, el sonido del viento, de los pájaros…
- Siéntate Chloé, por favor. – Charlie le dio la mano a Chloé, pero ésta no le hizo caso. – Amor mío, siéntate, no quiero que me pongan una multa.
- Se supone que este tipo de coches descapotables es para sentirte un poco más libre, y sentir el viento en la cara.- Refunfuñando Chloé regresó a su asiento y se puso el cinturón. Apoyó sus pies en el salpicadero del coche y sacó su mano derecha por la ventana haciendo movimiento de ondas. Le encantaba sentir deslizarse el viento por sus dedos, sentirse como un alma libre.
- Mucho mejor, así no tendremos problemas.- Charlie aumentó la velocidad, y la canción de Katy Perry  se apoderó del ambiente, Chloé empezó a cantar alto las canciones entonando lo que más podía, Charlie en cambio hacia el gesto con la boca, pero no llegaba a transmitir ningún sonido.
- ¿No escapamos amor? – Chloé le roba un beso rápido a Charlie.
-¿Escaparnos? – Charlie la miró con sus ojos de enamorado. - ¿Dónde quieres ir amor?
- Donde nos lleve esta carretera, donde nos dicte el corazón. Quiero estar toda mi vida contigo mi amor.-  Chloé le giró el mapa que tenía encima del salpicadero.- Cierra los ojos amor.
- No puedo cerrarlos Chloé, estoy conduciendo. – Charlie disminuyó la velocidad.
- Ciérralos….
- No amor. – Chloé le cogió la mano derecha, y le hizo indicar con su dedo índice, sin ver, un sitio del mapa -               ¿El sitio que he señalado es el que se supone que es al que iremos ahora amor?
- Exacto. – Chloé cogió el mapa, y miró la dirección que debían tomar. -¿Te escaparías conmigo amor?
- Sin pensarlo amor. ¿Dónde nos vamos? – Charlie miró la expresión de Chloé, esa mirada de picardía, de aventurera le hizo sonreír.
- Te comenzaré a hacer pequeñas caricias, e iré subiendo el nivel de éstas…. En el momento en que no te puedas controlar, y sientas que no puedas conducir, paras en el primer pueblo o ciudad, y ese será nuestro lugar de vacaciones. – Chloé le besó su cuello muy despacio.
- ¡Te estás aprovechando de mi princesa!
- Quiero que me lleves al cielo, y el cielo así se consigue…
Besos, caricias, y palabras al oído, Chloé le robaba sonrisas y miradas traviesas a Charlie. Siguieron su camino hasta llegar a un pueblo perdido por una montaña, lleno de magia y historia a su alrededor. Pero, fuera el lugar que fuera, ellos dos llevaban magia pegada en la suela de sus zapatos, en cada beso furtivo que se daban. 

9 comentarios:

Melodías Agridulces dijo...

Me encantó esta pareja! Son geniales♥

Antoñeta :B dijo...

que lindo texto y que lindo blog! <3

te siigo, te espero en el mio :)

Jass dijo...

Me encanta tu blog *.* Te sigo :)

El Drac dijo...

Uhmmm... ya me imagino la maratón de amor que se habrán dado!!

Nel dijo...

que lindo!! que linda aventura!

Andrea Sweet Dreams dijo...

Ohh!! qué preciosa entrada! me ha encantado tu blog, es impresionante. Te sigo.
Sígueme en http://losuenosehacenrealidad.blogspot.com/

`·.·•¤ Hanabi ¤•·.·´ dijo...

¡Ay por Dios! *.*
Aluciné de sobremanera ¿Sabes que alguna vez soñé con hacer lo mismo? Estoy segura que algún día lo realizaré y esta historia tuya estará en mi cabeza para ese entonces xD

¡Besitos!

Blas Galé dijo...

Te encontre por casualidad, y me gusto la honda de tu blog.
Te sigo!!!

fecutusk dijo...

Please, can you PM me and tell me number of much more thinks about this, I am truly fan of one’s webpage…gets solved properly asap.

online pharmacy