lunes, marzo 28, 2011

Entre cámaras y corazones


Le encantaba la fotografía, no salía de su casa sin su cámara colgada al cuello. Una moda se había vuelto, ir sacando fotos a todo lo que se viera por la calle, parecer o en todo caso, creer ser un fotógrafo, y así crear una fantasía. Ella adoraba la fotografía desde pequeña, había vivido separada de sus padres, y mantenía una foto de ellos debajo de su almohada cada noche, era capaz de revivir recuerdos viendo esas fotografías de días felices, de épocas en las cuales todavía sonreía. Ahora la fotografía era más que trozos de papel, o imagines pasadas a un CD, era una forma de indagar por los sentimientos de las personas. Tenía una especia de poder, que con sólo ver una persona, y retratarla podía navegar por sus sentimientos y  emociones. Utilizaba esto para encontrar a un chico que de verdad sintiera cosas por ella, para no equivocarse, para no tener que luego sufrir las consecuencias de un amor frustrado. Había personas que era fácil reconocer si decían la verdad, otras que tras ver su fotografía se daba cuenta, que no era exactamente lo que aparentaban ser. Pasaron muchos rostros por su cámara, y muchos hombres más por su cama, personas que no volvía a ver jamás. Hasta que un día se dio cuenta, que en la vida hay cosas malas, y otras que son mejores, pero no valía la pena tener todo bajo control, saber que o quién era el mejor, la vida hay que sufrir, y sufrir también incluyendo en el amor. Para algo tenemos sentimientos y también sabemos superar los desamores, a punta de poner remiendos de colores a nuestro corazón. 

18 comentarios:

SMSC dijo...

Que historia más bonita =')
Me ha encantado!! ♥

A.G dijo...

preciosa ^^ realmente preciosa Adoro la fotografia y lo que expresas es lo que siento yo al realizar una bonita imgen captada ^^ Pasate cuando puedas por mi blog muchisimo besos sigue igual

http://dreamoutloudandpink.blogspot.com/

Mandarina Fruitti dijo...

Me ha hecho pensar en esas veces que sacas a alguien de fondo, que no sabe que le retratas y a veces descubres miradas o un gesto... Muy bueno!

·мιмι· dijo...

Aww q cuchitura de historia, se dio cuenta que también debe ser sorprendida para aprender algunas cosas...

Chogan dijo...

Super-Duper site! I am loving it!! Will come back again – taking your RSS feeds also, Thanks.

cialis

eliale dijo...

Aush. Quisiera tener ese don como ella para solo ver el rostro & saberlo todo... Incluso si mienten, pero bueno tienes razón debemos aprender y también sufriendo. :)


Un besote

whisper dijo...

uoooh... ya el principio me enganchó, esque a mí también me encanta la fotografía ^^
genial... un besazo!

Marie♥ dijo...

Como me gusta lo que escribes!!!! Me puso a pensar este relato, y la verdad que me ayudo para aclararme varias dudas que tenia!
Gracias!
Un Beso♥

Kααreen dijo...

Sabes que es mas que un pasatiempo cuando una fotografía deja de ser como tu lo escribiste "Un pedazo de papel" c: buen escrito! me encanto!:D

besos!

Javier dijo...

a mi tambien me gusta tomar fotos... pero con el aparatito que lo hacia se arruino (mi celular)...
=)

Emi dijo...

En algún momento encontrara a la persona que amara junto a ella recorrer lugares para sacar fotografías.
beso grande!

Betziie dijo...

me encantoooo la entrada! amoo pero amoo la fotografia♥

un beso enorme

Manuel dijo...

Más alla de la materia...

Fani! dijo...

Que buena historia, es realmemte buena, me gusto mucho wuapa mucho mucho muchooooooooooooooo...!!! Besos...!!!

Alex dijo...

Viva la fotografia!!!!!!^^
Que haríamos sin ellas, sin nuestro recuerdos.....ais.....:)



-A

Luján Fraix dijo...

HOLA MAYRA
MUY BONITO TU RELATO A MODO DE REFLEXIÓN.
ES CIERTO QUE DENTRO NUESTRO TENEMOS LA FUERZA PARA SUPERAR LO QUE LA VIDA NOS DEPARA.
EL SUFRIMIENTO NOS TRAE CRECIMIENTO.

BESITOS

Camille. dijo...

En palabras simples todos debemos sufrir en la vida, de ese dolor aprendemos a no caernos con la misma piedra y evitamos que se vuelva a repetir, formando un filtro donde nos damos cuenta quien vale la pena y quien no, saludos :)

It's a Heartache dijo...

Hermoso. Que agradable saber que la fotografía no es un escape solo para mi jaja, lo duro está en cuando nos damos cuenta que debemos estar con los pies en la tierra. Beso!