sábado, diciembre 18, 2010

Y ahí estaban ellos dos, mirándose de una manera nueva, una mirada jugosa, con deseo, con ganas de uno del otro… Ella acostada en la cama, él en una silla al lado de la ventana. Los dos con ganas de iniciar la danza del amor, la comunicación de dos personas que se aman.

Pero antes… quieren jugar con las miradas, atraerse como imanes, uno a cada extremo de la habitación; quieren conseguir con las miradas, tener tanto deseo, tener tantas ganas de besarse, tantas ganas de abrazarse, de sentir sus respectivas pieles, y sobre todo de sentir como late el corazón y el sexo de la otra persona, sentirse excitados hasta tal punto de no aguantar para comunicarse con sus cuerpos, para sentirse uno, para compartir sentimientos y emociones, para sentir el placer y soltar ruidos por la boca.

Y otra vez, ella lo mira, y cada vez el siente que su alma se acerca a ella y que la acaricia toda, que le absorbe ese olor que dicen tener todas las personas, ese olor interno, el olor camuflado bajo capas de colonias... Ella se deja tocar por esa alma que parece latente, se desliza por la cama con placer, se empieza a tocar ella misma todo se cuerpo, y siente como se eriza su piel.

Él en cambio está ahí mirándola, esperando que ella se excite más y que ya no aguante más…. Y sigue la oscuridad y los ruidos de sus cuerpos, suspiros, y ella… comienza a tener pequeños orgasmos.

Él no aguanta más y va hacía ella, se va desplazando por la cama y le besa el cuello, sus labios, y le susurra al odio “Te amo”. Y enredan sus cuerpos, y se sienten como sus corazones cabalgan adentro de ellos, como sus manos ya saben el camino, saben los gustos, y donde tiene más placer la otra persona. Sus besos se vuelven apasionados, y en ocasiones románticos, palabras bonitas fluyen de sus bocas. Se unen, lo sienten, sienten ese placer que nace dentro de ellos, ese placer que tiene que salir al exterior, ese orgasmo… uno detrás de otro. Y la luna, y las estrellas los observan, ahí están un par de enamorados consumiendo su amor, haciendo crecer algo que sienten el AMOR, sintiendo deseo y placer, y encendiendo esa llama que no la dejarán apagar.

8 comentarios:

Paula . dijo...

me gusto mucho lo que escreibiste :)
y me encanta la foto de cabecera :D
un besoo !

Laura Wellington dijo...

Gracias :)
Bonito blogggggg

Piccolo Cuore dijo...

Que bonito el texto, increible me encanta :)
La verdad que tiene que ser una situacion de ensueño :)

`·.·•¤ Hanabi ¤•·.·´ dijo...

Wow! ¿Hace calor aquí o qué?
xD Está demasiado bello, me encantó sin duda.

¡Besitos!

Luka Vicious dijo...

Y tener a Blair al lado poniendo caras.. (L) xDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

Muy buen texto, como siempre Mayra :)

Calla que nos miran dijo...

precioso!
muaaa

Fernecito dijo...

agg el amor el amor, que bonito texto, lleno de dulzura pura..besos!

Naty! dijo...

Me encanto!